Facebook Twitter Google +1     Admin

Castillo Jagua: La más vieja joya arquitectónica de la región central de Cuba

20100310205257-castillo.jpg

  El Castillo Nuestra Señora de los Ángeles de Jagua, fortaleza militar colonial, se encuentra situada en una roca en el canal de entrada de la bahía de Cienfuegos a 25 m de altura sobre el nivel del mar. Geográficamente ocupa la margen occidental del canal de entrada de la bahía, frente a la playa de Pasacaballos.
  Es la más vieja joya arquitectónica de la región central de Cuba de carácter militar. Esta fortaleza formó parte de la cadena de sistemas defensivos que se levantaron en las colonias españolas de América entre los siglos XVI al XIX, para mantener sus dominios de Ultramar ante el peligro inminente de otras ricas potencias europeas. Durante estos primeros siglos en que se construyó el sistema defensivo de la Isla, el puerto de Jagua, llamado también “el gran puerto de las Américas” por su vasta extensión, se mantenía olvidado por las autoridades coloniales. Este magnífico puerto había sido visitado por marinos y colonizadores desde la época del descubrimiento y conquista, y la historia recoge los nombres y fechas en que personalidades históricas estuvieron en este puerto, donde pudieron apreciar la belleza y seguridad de sus costas.
El Puerto de Jagua, por su magnífica situación geográfica y las excelentes condiciones existentes, muy abundante en pesca, rodeado de terrenos fértiles y gran bosque de maderas preciosas, fue motivo poderoso para que se convirtiera durante años en refugio de esos “Demonios de los Mares”, como se les llamaba a los piratas, corsarios y filibusteros que infectaban las costas de Cuba.
  Todas estas incursiones fueron haciendo que poco a poco y de forma ascendente tomara auge y desarrollo esta zona. Estas razones dieron comienzo a la preocupación de las autoridades coloniales y fueron surgiendo inquietudes e intentos de fortificación, ya que Jagua constituía el centro de las actividades de toda la comarca y por donde se escapaba gran parte de la riqueza, burlando sus habitantes, mediante el comercio de contrabando, la política restrictiva impuesta por la corona a través del monopolio comercial.
  Hacia 1733, fue enviado al Puerto de Jagua al ingeniero francés, al Servicio de la corona Don José Tantete Duvillier, el cual quedó encargado de levantar la fortaleza, cuyos cimientos se piensa fueron construidos por Caballero y Elvira. Tantete dejó terminada la Fortaleza en 1745.
  Los materiales empleados para la construcción fueron tomados de la misma zona, maderas duras, arcilla, piedras calizas, piedras de cantería obtenidos a pocos metros de la parte sur de la fortaleza, del sitio conocido como Caletón de Lora.
  El edificio enclavado en una roca al estilo del sistema del ingeniero francés Vaguan, donde se combinan la relación entre su forma, el paisaje y las características topográficas del lugar,  es una obra de cantería rodeada por altos y gruesos muros, guarda un foso salvado por un puente levadizo. Su forma es rectangular, tiene el lado izquierdo quebrado como un martillo y mide exteriormente 90 varas de largo por 60 de ancho, incluyendo fosos y muros.
  Posee elementos arquitectónicos pertenecientes al arte románico, los arcos laterales resistiendo el peso de la bóveda, muros densos y los pilares sostenedores. En el interior siempre se siente una temperatura fresca con un porcentaje alto de humedad, siendo esto constante por lo ancho de sus paredes y el material del que están confeccionadas.
  El Castillo fue artillado con diez cañones, en esta forma: cuatro cañones de 18 libras, en la explanada superior, cuatro cañones de 24 libras y dos de 8 libras en la explanada inferior.
  Al concluirse, fue la tercera Fortaleza de la Isla de Cuba en importancia, superándola solamente el Castillo del Morro de La Habana y el Castillo del Morro de Santiago de Cuba.
 Se designó como patrona del mismo a la Virgen Nuestra Señora de los Ángeles, dándosele oficialmente el nombre de “Castillo de Nuestra Señora de los Ángeles de Jagua”, por su estilo arquitectónico y en honor a su Santa patrona y por ser Jagua el nombre aborigen de la comarca, cuyo significado es principio, fuente, riqueza, manantial.
  Durante muchos años nuestro gobierno revolucionario no pudo llevar a cabo la labor importante de restaurar esta majestuosa obra arquitectónica colonial. Es en el año 1989 que comienzan a realizarse los trabajos reconstructivos.  El 23 de mayo de 1998 queda concluida la restauración de la Fortaleza, quedando inaugurado en la misma un Museo Polivalente, con seis salas de exposición permanente y una transitoria, un servicio gastronómico (Restaurante  Bar) en el patio central y otras áreas de servicio y recreación donde predomina su vocación cultural. El programa de restauración total tuvo en cuenta el rescate en el entorno incluyendo la imagen que originalmente tenía el poblado vecino.
  Sus salones de exposición reflejan la historia del inmueble como fortaleza militar colonial, así como su vínculo estrecho con la fundación y desarrollo de nuestra ciudad, ya que al dominar el Castillo el estrecho canal de la bahía de Jagua, defendió también la primitiva colonia Fernandina de Jagua. El inmueble es exponente importante del Patrimonio Cultural Cienfueguero, al ser la edificación más antigua de la región y  figura en nuestros símbolos locales


 

Comentarios » Ir a formulario

evasalsur

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





...

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris