Facebook Twitter Google +1     Admin

Melba, leyenda viva

20120725162320-melba-hernandez.jpg

  Sus movimientos hoy son lentos, pausados, reveladores de sus 90 años de edad. Pero ¡Cuánta vida hay en la mirada lúcida de Melba Hernández Rodríguez del Rey!
  Su nombre y el de Haydée Santamaría Cuadrado han trascendido a la historia patria como las dos heroínas del Moncada. Yeyé, su compañera de lucha e infortunios ya no está físicamente, pero en los recuerdos de Melba, su imagen es recurrente. Para ella, su inseparable  amiga y hermana sigue tan viva como durante aquellos meses que pasaron inmersas en los preparativos del asalto heroico a la segunda fortaleza militar del país en tiempos de la tiranía batistiana.
  Luego, vendrían las horas vividas en el fragor del combate, asumiendo todos los riesgos por tratar de salvar la vida de los demás. Fracasado el plan, las dos fueron  juzgadas y condenadas a prisión.
  ¿Y ahora qué?, le preguntó a las dos heroicas mujeres Marta Rojas, la periodista testigo excepcional del juicio a Fidel Castro, cuando fue a verlas a la salida de la prisión. La respuesta de Melba fue rápida: Empezar de nuevo, tenemos una deuda con nuestros hermanos muertos, dijo, mientras Yeyé sonreía con  aquiescencia, presagiando la victoria por el alegato de Fidel que sería el programa de lucha y futuro, aunque no lo conocían sino en los términos más sucintos.
  Prestas a todas las batallas Melba y Haydée cumplieron la tarea encomendada y otras muchas. Ambas estaban preparadas para asumirlas.
  Más de una vez Melba ha recordado el apoyo que significó para ella sus padres fallecidos, tanto por los valores que le inculcaron como por la colaboración que  prestaron al grupo. En mi hogar siempre hubo lucha, dijo tiempo atrás en una entrevista radial.  Los muchachos eran hermanos queridísimos.
  La heroína del Moncada no ha tenido reposo en todos estos años. Durante su estancia en México se preparó como un expedicionario más para venir en el Granma. Según confesó  hace algún tiempo, supo  por el propio Fidel que no vendría en la expedición liberadora. Y aunque sintió una gran desilusión, pues era un soldado más en el destacamento, comprendió y estuvo allí hasta verlos partir.
  Entusiasta y tenaz, Melba encabezó el Comité de Solidaridad con Vietnam durante la guerra en ese país del sudeste asiático. 55 años después del Moncada, esta leyenda viva de la Revolución sigue siendo la muchacha alegre y calida que compartió con su entrañable Yeyé los rigores de la lucha.(Por Marilys Suárez Moreno, de la revista Mujeres)

Una crucense de todos los tiempos

  A pesar de no ser céntrica la calle Padre de las Casas, es una de las arterias más importantes del municipio de Cruces. La principal relevancia esta dada en la historia de quienes vivieron en el domicilio 307.
  A la gran mayoría de cubanos que ahora leen en el sitio web, esta dirección de domicilio no les dice nada, pero no hay lugareño que desconozca el lugar, es para todos: La Casa de Melba.
  Melba Hernández Rodríguez del Rey, la misma, la Heroína del Moncada, la embajadora de la amistad de nuestro país con Viet Nam, la compañera de prisión de Aidé Santa María, la amiga de Fidel, la luchadora clandestina por excelencia, una de las líderes fundamentales de la Revolución Cubana .
  Este lugar humilde se hace grande por lo grande que fue Melba como mujer y combatiente. Padre de las casa, número 307. Sin embargo, Mayra Pina Yanes historiadora del terruño asegura que no fue este el hogar donde naciera.
  En realidad sus padres, iniciaron su vida matrimonial en la calle Heredia. Años más tarde adquieren este inmueble registrado por la tarja. La propia Melba reconoce como suya la construcción porque el lugar le es íntimo. Allí tiene sus memorias.
  En las paredes de la casa, sus cuadros, sus muebles… se sienten los cantos de nana, las risas infantiles resultados de los juegos a las casitas con su prima Isabel,(su compañera de adolescencia y niñez) las enseñanzas propias de las señoritas y los libros preferidos de una niña que alegró siempre a sus padres.
  Melba nació en un hogar lleno de regodeo. Mamaíta y papaíto, nunca pudo nombrar de otra forma a quines le dieron la vida. Su infancia estuvo colmada de amor.

Revolucionaria de sangre

  Nacida el 28 de julio de 1921 siempre fue inquieta y algo enfermiza. Voluntariosa por demás.  Se sabe del vital significado que tuvieron para ella las enseñazas de Corina Rodríguez quien se había desempeñado como mensajera en la guerra de independencia y llevaba La Libertad en las venas. Esas alas de emancipación las echó a volar en la formación de sus alumnos y Melba las recibió como confeccionadas para ella.
  En su formación igualmente influyeron sus padres Manuel y Elena quienes inculcaban en ella valores de amor por la justicia. En el libro Melba Mujer de Todos los Tiempos sobre su relación filial se expone: ….La insatisfacción… (de la época) atraía a su hogar a muchas personas para escuchar las sabias opiniones de Manuel y debatir los problemas diversos que aquejaban al país, y estos debates, si bien se hacían con discreción para evitar ser sorprendidos… eran totalmente extensivos a su esposa y a su hija….
  Elena nunca flaqueó en los momentos más difíciles. Ella educó a Melba sobre la base de principios solidarios y humanistas. Según recuerda la propia Melba: …Hoy yo les agradezco tanto el amor, la disciplina y la formación que ambos me dieron. Ellos fueron tan honrados, tan puros…Así los vi siempre, desde que tuve uso de razón ellos son mi orgullo.

El próximo destino… La Habana

  ¿Si formaban una familia feliz por qué padres e hija parten a La Habana?
  La huelga del 9 de marzo de 1935 tuvo fuerte impacto en la parte urbana de Cruces. En las zonas más céntricas del Prado se repartieron volantes con mensajes de apoyo a los huelguitas. Manuel, el padre de Melba, estuvo entre los principales participantes por ser líder sindical de la zona fiscal del Ministerio De Haciendas. En este lugar trabajaba como un cobrador de impuestos.
  El resultado de esta actividad política devino en seis meses de privación de libertad. Condena cumplida en la cárcel de Remedios. Durante este período las relaciones filiares son fortalecidas. Así puede constatarse una carta que le enviara Manuel a Melba.
Manuel al regresar a este pueblo no encuentra trabajo en ningún sitio. Ya había sido fichado por su actividad revolucionaria. Es este el motivo principal por el que se ve obligado a abandonar su Cruces querido y marcha toda la familia a la capital del país.

A pesar de su destino nunca olvida su cuna

  El destino marcó la ruta de la heroína al conocer a los hermanos Santamaría en la capital.  Poco tiempo después en el apartamento 25 y O a Fidel Castro. Un fuerte movimiento de lucha protagonizó Melba a partir de entonces pero nunca olvidó la tierra que la vio crecer.
  El Pueblo de Los Molinos le agradece la primera impresión de La Historia Me Absolverá y la incorporación de muchos jóvenes de esta geografía a la lucha rebelde. Incontables ocasiones llegó a Cruces como parte de las actividades clandestinas protagonizadas por ella.
  Al triunfar la Revolución tampoco dejó de querer a su pueblo natal a pesar de las múltiples misiones que tuvo a partir del Primero de enero de 1959. En el año 2000 la Asamblea Municipal del Poder Popular de la localidad le otorga la condición de: Hija Ilustre De Cruces. En el 2002 participa en la Tribuna Abierta Antiimperialista llevada a cabo en la municipalidad.
  En este rinconcito puede respirarse a Melba porque …Esta mujer lleva con honor y dignidad su muchas glorias, conserva un refinado gusto artístico y rigor intelectuales exigentes como pocas a la hora del cumplimiento del deber, derrocha valor en la lucha y a la vez amor, humildad y sencillez, al extremo de ganarse de inmediato el respeto y el cariño de todos… como expresara sobre su persona Raúl.
  Decir Melba, es decir historia. Nadie lo duda, es por ello que honra decir, es ella: una crucense de todos los tiempos. (Por Geysi Rosell Cuéllar, de radio Cruces)

Comentarios » Ir a formulario



gravatar.comAutor: Baby

Por favor, la otra heroína del Moncada, además de Melba, se llama Haydeé Santamaría Cuadrado. Así, con H, con Y, y SANTAMARÍA, juntico todo.

Fecha: 28/02/2013 16:23.


gravatar.comAutor: Mercedes Caro Nodarse

Te copio Baby losdos primeros párrafos de este trabajo, en él se mencionan a las dos como heroínas del Moncada:

(...)Cuánta vida hay en la mirada lúcida de Melba Hernández Rodríguez del Rey!
Su nombre y el de Haydée Santamaría Cuadrado han trascendido a la historia patria como las dos heroínas del Moncada. Yeyé, su compañera de lucha e infortunios ya no está físicamente, pero en los recuerdos de Melba, su imagen es recurrente(...)

Como ves he querido dedicarle un trabajo a cada una de ellas,, fue en ocasión del aniversario de la gesta del Moncada, pero nunca podría hablar de una y olvidar la otra, las dos, las amigas inseparables, las valientes combatientes de la clandestinidad, de la Sierra, las dos ejemplos eternos de nuestra historia patria.

Gracias por tu comentario

Fecha: 28/02/2013 22:49.


Añadir un comentario



No será mostrado.





...

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris