Facebook Twitter Google +1     Admin

Día de los Padres: Mi papá

20100619183407-copia-mi-papi-copia.jpg

 A mi papá lo vi levantarse en las madrugadas para ir a laborar, no importaba si llovía, tronara o relampagueara. No había hombre más íntegro, honrado y noble que él. Así estuviese enfermo, lo primero era cumplir con su trabajo. Buen padre..., buen esposo…, buen compañero…, buen amigo… Mi confidente… Tremendo ser humano con un enorme y generoso corazón, tan grande era, que apenas le cabía dentro del pecho.
  Y es que mi papá constituía una combinación extraña de razón y sentimiento. Sabía orientar y exigir, pero al mismo tiempo amar. Fue esa mano la que me atrapó para siempre con puño firme. En su voz  consejo oportuno y el regaño merecido.
  Todo lo compartía y con mucho agrado; todo, sin medir la consecuencias posteriores…;  perenne sonrisa a flor de labios y un sentido del humor que le hizo improvisar décimas hasta a la misma muerte, incluso cuando ésta le  tocaba ya a sus puertas. Tuvo que irse así, riéndose, la única noche en que me aparté de su lado. Dios no quiso darme el instante de la partida, para guardármelo siempre vivo en la memoria.
  ¡Felicidades, mi viejito, en este Día de los Padres, donde quiera que hoy estés!

Comentarios » Ir a formulario

evasalsur

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





...

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris