Facebook Twitter Google +1     Admin

Con un sueño en la piel

20100312230025-dscn0132.jpg

  No elegimos vivir, pero cuando la magia del nacimiento se produce, llegamos al mundo anunciando la buena nueva, vestida con atuendo de fiesta trascendente para la familia, aunque para el resto de las personas, no implicadas directamente en el hecho, no pase de ser un acto cotidiano, cubierto con el rutinario ropaje de la normalidad.
  Aspiramos con el ansia legitimada por el amor a que los hijos nazcan fuertes, sanos, saludables, sin discapacidades físicas y cuando no sucede así el mundo familiar arrostra el dolor infinito de la imperfección humana, ésa que nos tocó por arbitrio de la madre naturaleza o por intervención del azar en nuestra existencia.
  Todos tenemos derecho a disfrutar de la existencia y es entonces cuando palabras como coraje, fortaleza de espíritu, dignidad humana alcanzan ribetes mayúsculos para bordar la proeza de vivir. Para las personas que gozan de un físico saludable, difícil es imaginar cómo sería llevar una vida con algún impedimento.
  Mi entrevistada es una lección de vida. Coexistiendo con una discapacidad física, eligió el camino de la autonomía, la ascensión y el crecimiento humano, en beneficio propio, de su familia y la sociedad, desterrando el oscuro camino de la depresión.
  En Cuba, a diferencia de otros países la limitación física no es un tabú que margine a las personas, es por ello que al llegar a la Oficina Territorial de Estadísticas en Cienfuegos (OTE) y preguntar por Marlén Chaviano Sánchez, previa identificación y con nuestro objetivo puesto de manifiesto, logramos sumar adeptos al entusiasmo por la entrevista.
  La encontramos en su pequeña oficina, devenida "cuartel de trabajo", donde anuarios estadísticos y cifras globales campean en la blancura del monitor situado al alcance de sus ojos. Desde su puesto frente a la computadora o acomodada tras su escritorio, ofrece sus conocimientos como licenciada en economía y especialista en el análisis de esta disciplina".
"Los estaba esperando"-nos comenta.
  Eres una experta de tu propia vida Marlén ¿Cómo funcionan en ti los términos sobreprotección, dependencia moral y física, autoestima?
  "A pesar de la discapacidad no me llevo bien con la sobreprotección. Poseo una familia muy unida, siempre pendiente de mí, tengo la fortuna de contar todavía con mi madre, pero ella ha sabido respetar mi independencia, la ha dotado de alas propias.
  "Esto me ha facilitado asimilar mi impedimento como un reto, donde el esfuerzo personal abre el camino de la superación, a mi lucha porque la sociedad me vea como una persona igual a las demás, con unas ganas tremendas de vivir.
  "No se trata de rechazar una ayuda, pero he aprendido a existir con mi dificultad, sin sentimientos de inferioridad. Ella es un reto, un esfuerzo para continuar con mi vida y no puedo permitirme un punto de retorno.
  "Cuando con mi desarrollo físico la enfermedad congénita que padezco comenzó a progresar e invalidar mis miembros inferiores, busqué un sentido a mi existencia. No soy invulnerable, está claro, pero me propuse que a pesar de la enfermedad, la alegría, el optimismo y la voluntad serían las mejores aliadas para encontrar el camino en mi crecimiento como ser humano", afirma
  Todos tenemos sueños en la vida, algunos confesos, otros inconfesos hasta para nosotros mismos y que duermen en la piel hasta ser despertados. ¿Los tuyos?
  "Sentirme útil y aprender todos los días, saber de donde viene lo que veo a mi alrededor, lo que descubro en los libros, en los rostros de la gente. Si tú supieras, quise estudiar periodismo, pero cuando empecé en el preuniversitario y comenzó a degenerar mi afección física, asumí el límite y me decidí por la Economía".
  ¿Ingresas a la ACLIFIM…? (Asociación Cubana de Limitados Físico-Motores)
  "En el año 1982, desde su formación en la provincia. Fui la económica durante mucho tiempo. Después, a partir de 1993 y hasta el año 1999 estuve prestando servicio en la Dirección Nacional de la Asociación, en calidad de Vicepresidenta Ejecutiva.   Allí aprendí mucho. Ahora… soy una simple afiliada, pero siempre pueden contar conmigo".
  Nunca estará desligada del mundo de la Asociación. A todo ese gremio de personas discapacitadas en Cuba lo representó en República Dominicana, para develar una verdad que nos singulariza en el mundo.
  ¿Y los estudios de economía?
  "Encontré en ellos una vía de satisfacción personal, a muchos le parecen muy áridos los temas económicos, pero resultan imprescindibles a la hora de explicar los procesos que se gestan en una sociedad.
  "Empecé a trabajar en la OTE en el año 1977, como técnica, pero seguí estudiando hasta que en el año 1982 me gradué de nivel superior".
  Desde el año 1999 y hasta la fecha, la distinción de mejor economista de la provincia no ha abandonado su hoja de servicios. Preside la ANEC (Asociación Nacional de Economistas de Cuba) en la sección de base número 2 de la OTE. Como parte de sus funciones dentro del ejecutivo municipal en esta organización, la investigación científica también ocupa su tiempo. Temas como Población y Desarrollo, Fecundidad de la Mujer en Cuba, Barreras Arquitectónicas y sus Posibles Soluciones, Diseño de Programas de Atención a Discapacitados, entre otros, han encontrado interrogantes en el universo investigativo de esta especialista, quien gusta además de compartir sus conocimientos con los jóvenes egresados que inician su vida laboral en la OTE.
  ¿Qué hay con el deporte?
  "Todavía busco un ’tiempito’ para practicarlo".
  La participación en el Maratón Terry Fox, las preseas de oro, plata y bronce conseguidas en justas de atletismo y tenis de mesa, las guarda como testimonio de lo que exigencia y voluntad significan en la vida.
  ¿Cómo te ves a ti misma y cómo quisieras te vieran los demás?
  "Como una persona normal que no se considera carga para sí misma, ni para su familia, ni para la sociedad. Sufro una discapacidad física, pero no soy diferente a otra persona. Yo decidí vivir y ser útil.
"Me quedan anhelos, quizás el no haber logrado una familia nuclear, aprender todos los días un poco más, superar las incomprensiones que he tenido con algunas personas por defender mi punto de vista, poner mi cabeza en la almohada y estar en paz conmigo misma, aunque tengas que decir ¡hasta aquí! Necesito oír, pero también que me escuchen", enfatiza.
  Una preparación humana, moral, y la negación del sufrimiento como estado perenne en la existencia, hacen de esta mujer hogareña, pero no sedentaria, una lección para nuestras vidas mientras, en su piel, maravilloso receptor de sensaciones, los sueños continúan prestos a ser despertados

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





...

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris