Facebook Twitter Google +1     Admin

Todos los abogados debemos unirnos...

20080109230108-abogado.jpg
 


Desde el 12 de septiembre de 1998 Fernando González Llort, Antonio Guerrero Rodríguez, Gerardo Hernández Nordelo, Ramón Labañino Salazar y René González Sehwerert están encarcelados en cinco prisiones estadounidenses, por el sólo hecho de informar a Cuba acerca de las acciones violentas preparadas en La Florida por grupos terroristas, dirigidos y financiados por el gobierno norteamericano.
Muchas son las voces que se levantan en el mundo exigiendo la liberación de los Cinco Héroes y entre ellas se encuentra la del abogado Francisco Rodríguez, quien visitó a la provincia como integrante de la XIV Brigada Latinoamericana y Caribeña de Solidaridad con la Isla.
Para Francisco, el caso de los "Cinco" es una clara violación del derecho internacional. "Existe en el derecho la posibilidad de solicitar un cambio de sede del juicio, por considerarse hostil el lugar en el cual se desarrolla la vista. Por eso aprecio como una de las principales irregularidades, el hecho de realizar el juicio en una ciudad como Miami, donde es imposible tratar con mesura y dignidad un tema sobre Cuba".

Comenta el jurista, que durante el encuentro sostenido con los familiares de nuestros compatriotas tuvo la oportunidad de escuchar a Roberto González Sehwerert, hermano de René, quien es uno de los abogados del caso. "Roberto nos actualizó acerca de los más recientes acontecimientos judiciales del proceso.
"Tenemos que unirnos todos los que ejercemos esta profesión en el mundo, los estudiantes y profesores de derecho en cada una de las universidades, para denunciar las múltiples violaciones cometidas contra sus compañeros. Esa es mi disposición ahora, llegar a Bogotá, a esa misma universidad donde estuvo Fidel el 9 de abril de 1948, y reunir a todos los que deseen apoyarnos en esta causa, llevar el sumario hasta una corte internacional, de ser preciso. Ustedes por un lado y nosotros por el otro.
"Con toda esa fuerza unida, lograremos derribar el muro de silencio que se levanta en los Estados Unidos y así, al calor de ese clamor internacional, el pueblo norteamericano conocerá la verdad sobre los Cinco", comentó.
Agregó Francisco Rodríguez que ante las arbitrariedades y la intención del sistema judicial de Estados Unidos de eternizar el caso en las Cortes de Apelaciones, es necesaria la más contundente y profunda solidaridad para impedir tales injusticias
"Esos compañeros fueron sometidos a un amañado juicio en Miami, donde recibieron injustas condenas por delitos que no cometieron, lo cual fue demostrado por los defensores. ¿Dónde se ha visto sancionar a alguien sin tener pruebas para ello e, incluso, aplicarles las más extremas condenas, incluidas hasta la cadena perpetua? ¿No constituye esta acción una actitud criticable de la Fiscalía? Es, precisamente, esto lo que convierte el hecho en un caso político y no judicial", acotó el abogado colombiano.
"Siempre entendí que la Fiscalía, en cualquier lugar del mundo vela por el cumplimiento de la ley, sin embargo, en el caso de los Cinco la ha quebrantado, lo cual se identifica como una mala conducta en su actuación, de acuerdo con el derecho. En Miami se ha violado todo, hasta la Constitución de los Estados Unidos, y alguien tendrá que darse cuenta de ello y deberá actuar si de verdad se respetan ellos mismos", explicó Francisco, quien dice sentirse muy identificado con los cubanos, Fidel y su Revolución.
"Quise venir a Cuba mucho antes, pero solo fue posible en este momento. Me hubiera gustado compartir unos minutos con Fidel y expresarle mi sentir sobre este tema de los Cinco y el deseo de que se recupere pronto. De todas maneras sé que el mensaje le llegará. Muchas gracias por su ejemplo y sigan adelante".

16/08/2007 11:41. Mercedes Caro #. Cinco Héroes

Comentarios » Ir a formulario

evasalsur

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





...

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris