Facebook Twitter Google +1     Admin

ALEIDA CURBELO ÁLVAREZ: Con la Federación en las arterias

20110304171621-aleida.jpg

 “La organización va conmigo, corre por mis venas”. Tales palabras abandonan la simple composición de una frase para convertirse en genuina expresión de lo que la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) representa para Aleida Curbelo Álvarez, secretaria general... del Bloque 12 B, perteneciente al Consejo Popular Centro Histórico, en Cienfuegos. Al arribar a los catorce años, Aleida inició una estrecha relación con el grupo femenil. La mayor muestra de lealtad y apego en ese vínculo radica en que nunca ha rehusado a desempeñarse en cargos de dirección, posición desde la cual contribuye a perpetuar su funcionamiento. Por su desempeño, Aleida sobresale entre las dirigentes de base en la provincia.
“Me gusta mucho este trabajo. No resulta fácil, pues debe realizarse en el poco tiempo libre que nos queda, pero es muy bonito. Esta labor nos une y convierte en una familia”, aduce Aleida, cuya profesión de educadora le concede talento para aunar voluntades en la comunidad.
¿Cuál es su fórmula para hacer que las personas respondan cuando convoca las tareas?
“Llevar las riendas de la Federación desde la base demanda mucho amor, persuasión, convencimiento y ejemplo. Aquí no puede haber imposiciones. Yo respeto mucho a mi secretaria de delegación, como una federada más. Participo en sus reuniones y acato sus decisiones. Y como cabeza del Bloque, visito a mis homólogas en las delegaciones para velar por el cumplimiento de las orientaciones”.
En la opinión de esta mujer entusiasta y comprometida, el quehacer dentro de la Federación debe ser sistemático y constante. “No admite espacios libres. De lo contrario, fracasa”, argumenta, mientras señala como una deficiencia del funcionamiento de la FMC la poca asiduidad de las reuniones.
“Resulta necesario que las dirigentes desplieguen más iniciativas y no esperen sólo por las orientaciones del municipio o la provincia. Urge buscar mujeres con el espíritu de Mariana, Celia, Haydée y Vilma que digan: la Federación está aquí, éste es tu momento de actuar. El VIII Congreso nos infundió fuerzas para continuar, pero sabemos que a Cienfuegos todavía le falta mucho por hacer”, considera Aleida.
¿Qué debe hacerse para lograr un mayor apego de las muchachas a la labor de la Federación?
“Considero eso depende en gran medida de los padres, especialmente las madres. No podemos aceptar, por ejemplo, que nuestras hijas jóvenes estén durmiendo mientras el resto de las federadas se reúnen. Si las progenitoras no sienten apego por la organización, difícilmente lo puedan inculcar a sus descendientes”.
Usted labora como profesora de Matemáticas en el Instituto Superior Pedagógico Conrado Benítez García. ¿Cómo se las arregla para llevar adelante una labor que demanda tanto tiempo junto con la dirección de un bloque de la FMC?
“Cuando una tiene deseos de emprender las cosas, lo logra. Y no sólo me dedico a eso; sino también comparto mis horas con las labores hogareñas, la artesanía, la poesía y la atención a mi nieto. Pero si haces en el día todo lo que te corresponde, puedes poner la cabeza sobre la almohada y dormir tranquila. Se trata de organizar el tiempo de manera que te alcance para todo”.
¿Qué representa Vilma para usted?
“El faro que alumbra mi camino”.
¿Cree posible la desaparición de la FMC algún día?
“No. Tendrá nuevos roles, porque resulta necesario su renovación a la par de los cambios en la sociedad. Pero no puede desaparecer. Representa la unidad de la mujer cubana. Constituye la fuente que nos dio la luz, la fuerza y, por tanto, está en nosotras hacerla florecer cada día, reanimarla con matices diferentes, pero manteniendo siempre su esencia”.

04/03/2011 11:19. Mercedes Caro #. Cienfuegueras

Comentarios » Ir a formulario

evasalsur

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





...

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris